Por qué esos vasos decorados tan “cuquis” pueden ser nefastos para tu salud

pigmentos tóxicos vasos

La inmensa variedad de diseños que se aplican al menaje permite que todos tengamos en nuestros armarios vasos de distinto tipo decorados con motivos llamativos, divertidos y originales. Pero según los resultados de una reciente investigación llevada a cabo por expertos de la Universidad de Plymouth (Reino Unido), esta cristalería tan “llamativa” podría tener un lado oscuro en absoluto saludable. En efecto,  tras analizar un total de 72 vasos de agua y vino, jarras de cerveza y jarras de agua decoradas, tanto nuevas como de segunda mano, los expertos encontraron en ellos niveles potencialmente dañinos de dos metales, plomo y cadmio, muy perjudiciales para el organismo.

Concretamente, 7 de cada 10 vasos analizados dieron positivo en el test de análisis de ambos metales. Mientras el plomo fue detectado en todos los colores y en los típicos elementos decorativos a base de hojas doradas, las concentraciones más elevadas de cadmio se encontraban en los esmaltes de la gama de los rojos.

“La presencia de elementos peligrosos tanto en la pintura como en el vidriado de la cristalería decorada tiene implicaciones claramente nocivas tanto para la salud humana como para el medio ambiente. Para nosotros, supuso realmente una sorpresa el hallazgo de estos metales en concentraciones tan elevadas, tanto en el exterior del vaso como alrededor del borde“, explicó Andrew Turner, profesor de Ciencias Ambientales en esta universidad y director del estudio, cuyos resultados se han publicado en la revista Science of the Total Environment.

La presencia del cadmio está relacionada con el cáncer y algunas investigaciones también han vinculado este metal a la aparición de problemas óseos (debido a su facilidad para depositarse en los huesos) y renales. En cuanto al plomo, se sabe que puede dar lugar a problemas de crecimiento y de desarrollo en los niños.

Los distintos análisis realizados por el equipo de Turner durante la investigación revelaron unos niveles de plomo de hasta 1.ooo veces más elevados que el límite aceptable. También se comprobó cómo, cuando se hacían simulaciones sobre el uso repetidos de los vasos, se desprendían pequeñas partículas de pintura, de lo que se deduce que estos metales podrían ingerirse poco a poco, durante periodos largos de tiempo (es decir, a lo largo de la “vida útil” del vaso), “y la ingesta de niveles elevados de estas sustancias durante periodos prolongados implica un riesgo real para la salud, de ahí que se trate claramente de un tema sobre el que la industria de cristalería, a nivel mundial, debería tomar medidas urgentes”, señaló Turner.

En línea con esto, los investigadores recordaron que el año pasado la multinacional McDonald’s decidió retirar 12 millones de sus vasos infantiles decorados con  personaje de Shrek  debido a que la pintura con la que se habían hecho los diseños contenía cadmio.

Para Turner, ofrecer alternativas más seguras es algo muy factible para la industria del vidrio, de ahí que el hecho de seguir optando por pigmentos peligrosos resulte a la vez sorprendente y preocupante. “¿Por qué elementos peligrosos o prohibidos se siguen utilizando de forma habitual para decorar vasos fabricados en China, en la Unión Europea o en cualquier otro lugar del mundo? Los consumidores deberían estar protegidos frente a esto, mientras que la industria que fabrica y comercializa estos vasos tiene la responsabilidad de eliminar los metales tóxicos de sus productos decorados”.

 

Foto: https://www.pexels.com/photo/glass-of-lemon-juice-96620/

 

0 Compartir

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram
Ir a la barra de herramientas