Tuberculosis: advierten de un posible aumento de la incidencia en las próximas décadas

Los datos de la OMS reflejan que la tuberculosis (TB) ha sido la responsable, solo durante 2016, de más de 1,5 millones de muertes a nivel mundial, la mayor parte de ellas en países subdesarrollados. Estas cifras, dramáticas en opinión de los expertos, la sitúan en el pódium de las enfermedades infecciosas más mortíferas existentes en la actualidad , junto al SIDA y la malaria. En este contexto, y coincidiendo con la conmemoración del Día Mundial de la Lucha contra la Tuberculosis (24 de marzo), investigadores del CIBER de Enfermedades Respiratorias (CIBERES) han presentado el diseño de un novedoso modelo epidemiológico de transmisión de la tuberculosis -el más completo existente hasta la fecha- que incluye los efectos reales del envejecimiento de la población y de los patrones de contacto en la dinámica de transmisión de la enfermedad. El hecho de incluir estos parámetros es muy importante, ya que, tal y como reflejan los resultados de este trabajo, publicado en la revista Proceedings of the National Academy of Sciences USA (PNAS), la incidencia de la TB a nivel mundial podría aumentar en las próximas décadas si no se tienen en cuenta aspectos claves como el envejecimiento de la población, factor que que tiene un importante efecto en la modelación de esta enfermedad.

Los autores del estudio han comprobado que este dato podría implicar que el descenso en la incidencia observado desde principios de este siglo en todo el mundo podría frenarse e incluso revertirse (sobre todo en aquellas zonas en las que la población va a envejecer de forma más pronunciada en las próximas décadas) y dar lugar a un nuevo incremento de la prevalencia de la enfermedad a nivel mundial. En este trabajo los investigadores incorporan datos recientes basados en encuestas sobre patrones de contacto entre grupos de edad, introduciendo por primera vez este parámetro que ya se ha usado con éxito en la modelación de  otras enfermedades respiratorias transmisibles como la gripe. Estos supone un cambio importante, ya que los modelos empleados hasta ahora no tenían en cuenta el envejecimiento y asumían que las interacciones entre las personas que transmiten el patógeno se producen de forma homogénea entre todos los grupos de edad. Frente a ello, los expertos del CIBERES han logrado cuantificar cómo cambia la distribución de contagios entre grupos de edad cuando se abandona la hipótesis de que éstos son homogéneos, lo que permite obtener estimaciones precisas del número de afectados por la enfermedad por cada grupo de edad.

Una vez desarrollado este nuevo modelo, los investigadores se plantean aplicarlo a la optimización de campañas de vacunación, la evaluación y comparación de diferentes candidatos a las vacunas y, finalmente, mejorar el diseño y los resultados de los ensayos clínicos con nuevas vacunas.

 

UN PROBLEMA DE SALUD PÚBLICA EN LA SOMBRA

  • En el marco del Día Mundial de la TB, la Red contra la Tuberculosis y por la Solidaridad (Red TBS) ha hecho una puesta al día de la situación de este enfermedad en nuestro país, evidenciando que sigue siendo un problema: de los países de la Europa Occidental, sólo nos supera Portugal en número de casos y, por ejemplo, registramos el doble de casos que Francia. A ello hay que unir el problema de la subnotificación, puesto que solo entre el 50% y el 70% de los casos que se dan están registrados, de ahí que desde esta entidad se incida en la necesidad de poner fin a lo que consideran un “problema real de salud pública que se mantiene en la sombra”
  • Otro de los grandes caballos de batalla para luchar contra la tuberculosis es la falta de adherencia terapéutica, ya que, tal y como señala Julio Ancochea, presidente del Comité Científico de la Red TBS, “hemos avanzado mucho en sensibilización, tanto social como por parte de los responsables políticos, pero nos queda mucho camino por recorrer, y este pasa inexorablemente por un mayor acceso al tratamiento y un mayor seguimiento del cumplimiento del mismo“.
  • Asimismo, desde la Red TBS se insta a los responsables políticos a emprender medidas reales que puedan llevarse a la práctica: “Somos optimistas ante la inminente aprobación del Plan Nacional de Prevención y Control de la Tuberculosis, porque incluirá medidas necesarias como la gratuidad del tratamiento, independientemente de la zona geográfica donde resida el afectado, pero es imprescindible que se garantice su aplicación efectiva, más allá del papel”, afirma Ancochea.

 

FOTO: https://pixabay.com/es/diagn%C3%B3stico-xray-pecho-pulmones-1476620/

 

0 Compartir
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram
Ir a la barra de herramientas