Tomates y manzanas: dos buenas noticias para los ex-fumadores

Los que se estén pensando incluir el dejar de fumar entre sus propósitos de año nuevo ya tienen una razón más decidirse. Según los resultados de un estudio realizado por investigadores de la Facultad de Salud Pública Bloomberg, de la Universidad Johns Hopkins de Baltimore (EEUU), seguir una dieta rica en tomates y fruta (particularmente manzanas) puede acelerar significativamente el proceso de recuperación de los pulmones dañados por el huno del tabaco.

El estudio, que incluyó a más de 650 adultos de Alemania, Noruega y Reino Unido, en los que se evaluó tanto la dieta como la función pulmonar primero en 2002 y otra vez 10 años después, demostró que aquellos que comían como media más de dos tomates o más de tres porciones de fruta fresca al día, sobre todo manzanas, presentaban un deterioro más lento de la función pulmonar que aquellos que consumían menos de un tomate o de una porción de fruta al día.

Este vínculo entre la dieta y las reducciones más lentas de la función pulmonar fue incluso más llamativo entre los ex-fumadores, lo que sugiere que los nutrientes aportados por los tomates y la fruta fresca podrían ayudar a reparar el daño pulmonar provocado por el tabaco y que, además, estos beneficios no se restringirían a los fumadores, sino que una dieta rica en estos alimentos podría ralentizar el proceso de envejecimiento natural del pulmón, incluso en aquellos que nunca han fumado.

Tal y como comenta la doctora Vanessa García-Larsen, autora líder de la investigación, “estos hallazgos respaldan la necesidad de hacer recomendaciones dietéticas, sobre todo a las personas con antecedentes de tabaquismo y en riesgo de desarrollar enfermedades pulmonares como la EPOC (enfermedad pulmonar obstructiva crónica). Y, además, todo el mundo podría beneficiarse de tomar una manzana o un tomate al día, dado que la función pulmonar comienza a declinar más o menos a los 30 años, con una velocidad variable, dependiendo del estado de salud general y específico de cada persona”.

En la misma línea, la doctora Ann Tilley, neumóloga en el Hospital Lenox Hill, de Nueva York (EEUU), apunta que “este estudio encaja con un creciente número de investigaciones que demuestran los beneficios saludables de consumir una dieta rica en vegetales. Este tipo de dieta tiene beneficios globales para la salud, y yo aconsejo a todos mis pacientes que incorporen más fruta y verdura en su dieta”.  Eso sí, la doctora Tilley hace hincapié en que en las personas con patologías pulmonares como la EPOC, la dieta se debe considerar como un complemento a los medicamentos, nunca como un sustituto.

El estudio aparece en la edición de diciembre de la revista European Respiratory Journal.

 

Foto: https://www.pexels.com/photo/close-up-photo-of-cigarette-247040/

0 Compartir
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram
Ir a la barra de herramientas