Terapia de estimulación multisensorial: efectos inmediatos en personas con discapacidad intelectual

Carlos de Pablo-Blanco, psicólogo y coordinador del Área de Atención a Personas con Discapacidad del CSJD de Ciempozuelos

Desde hace dos años, el Centro San Juan de Dios (CSJD) de Ciempozuelos (Madrid), cuenta con una Sala de Estimulación Multisensorial que se dirige principalmente a la habilitación de los residentes con discapacidad intelectual gravemente afectados, esto es, con limitación intelectual severa y profunda, conductas desadaptadas severas, déficits sensoriales y alteraciones motoras y/o neurológicas asociadas. El objetivo final de estas salas es favorecer el nivel de integración sensorial de estos pacientes, así como crear un espacio de trabajo sensorio-motriz con recursos para la estimulación de los sentidos, buscando la satisfacción, el placer, el descanso y la disminución de las misconductas.

En el marco de la celebración del Día Internacional de las Personas con Discapacidad (3 de diciembre), el CSJD ha presentado los resultados preliminares de una investigación llevada a cabo sobre los efectos de la electroestimulación multisensorial en personas gravemente afectadas que hacen uso de su Sala Multisensorial. Los autores del estudio, Carlos de Pablo-Blanco, psicólogo y coordinador del Área de Atención a Personas con Discapacidad del centro, y Nuria Fernández-Cid, psicóloga en prácticas, evaluaron en primer lugar la efectividad inmediata de la sala, comparando las respuestas conductuales y fisiológicas de los participantes al entrar y salir de la misma. “Los resultados obtenidos constataron un aumento significativo en la puntuación entre las respuestas conductuales y fisiológicas al empezar y finalizar las sesiones. Las respuestas eran significativamente menores antes de comenzar la intervención que después de las mismas”, dice De Pablo-Blanco. Después, se evaluó la efectividad, comparando las respuestas sensoriales del grupo de participantes con un grupo de usuarios control que no participaban en la sala, constatándose el efecto beneficioso sobre los afectados durante el tratamiento. “La terapia de estimulación multisensorial produce efectos inmediatos favorables sobre la activación fisiológica y conductual de las personas con discapacidad intelectual. Se trata de un medio muy favorable para ayudar a estas personas con los aprendizajes básicos y a tener relaciones más significativas”, comenta Carlos de Pablo-Blanco.

Al hilo de la presentación de estos resultados, desde el CSJD se denuncian los obstáculos que las personas con discapacidad se encuentran en su día a día: por un lado, las barreras físicas o arquitectónicas, que dificultan su libre desplazamiento y comunicación; por otro, las barreras sociales, es decir, las actitudes o conductas que van en contra de la aceptación e inclusión de estas personas; y, por último, las barreras culturales, dentro de las que se encuadran las creencias, valores, ideas o hábitos que se transmiten y que dificultan a estas personas su oportunidad de participar plenamente en las actividades de la comunidad a la que pertenecen.

0 Compartir
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram
Ir a la barra de herramientas