Sofocos: yoga y técnicas de relajación para hacerlos más llevaderos

yoga en la menopausiaUna de cada 10 mujeres tiene que lidiar durante aproximadamente 5 años de su vida (a veces más) con los sofocos, sin duda uno de los efectos más molestos de la menopausia debido sobre todo a su repercusión en varias facetas de su vida (el sueño y las relaciones sexuales, principalmente). El tratamiento recomendado para aliviar los síntomas de esta etapa de la vida femenina  (Terapia Hormonal Sustitoria, isoflavonas de soja…) ha demostrado su efectividad en este sentido. Pero también hay otras soluciones y actividades que pueden reducir notablemente la intensidad de este síntoma.

Una de ellas es practicar habitualmente técnicas de relajación. Así lo demostró un estudio de la Universidad de Linköping (Suecia), publicado en la revista Menopause. La investigadora  Elizabeth Nedstrand y su equipo estudiaron a un grupo de mujeres a las que dividieron en dos grupos: uno de ellos fue sometido a 10 sesiones de terapia de grupo para enseñarles a relajarse y, además, se les proporcionó una serie de ejercicios de relajación para que los practicaran diariamente en casa. El objetivo era que aprendieran a practicar la relajación por sí mismas, de forma que fueran capaces de gestionar sus síntomas. Al otro grupo no le proporcionó tratamiento alguno. Tres meses después, los autores comprobaron que las mujeres del primer grupo habían conseguido reducir el número de sofocos diarios de una media de 9,1 a 4,4 y, además, experimentaron mejoras en otros aspectos como el sueño, la ansiedad o la capacidad de concentración.

La última evidencia al respecto la ha aportado una reciente revisión de los estudios realizados sobre el tema dirigida por el doctor Holger Cramer, del Departamento de Medicina Interna e Integradora de la Clínica Essen-Mitte y la Universidad de Duisburg-Essen (Alemania). Los autores analizaron los datos procedentes de 1.306 mujeres que participaron en 13 ensayos clínicos en los que, al azar, algunas hacían yoga y otras no habían recibido terapia alguna para síntomas menopáusicos. Todas ellas tenían síntomas dela menopausia al inicio de los estudios.

Los resultados, publicados en la edición online de la revista Maturitas, demostraron que el yoga funcionaba mejor que ningún tratamiento, especialmente en el alivio de síntomas como los sofocos, la sudoración nocturna, la fatiga  y la sequedad y el dolor durante las relaciones sexuales. Concretamente, esta eficacia se basaba en los beneficios del yoga (mayores que en otro tipo de ejercicios) sobre los síntomas vasomotores.

“Estas evidencias se unen a las de estudios previos, que ya habían arrojado indicios de que el yoga aliviaba los síntomas psicológicos de la menopausia, como la alteración del ánimo, la depresión o los trastornos del sueño”, señaló el doctor Cramer.

Durante los estudios se utilizaron distintos estilos de yoga, de ahí que aunque quedó demostrado el efecto beneficioso de esta actividad  en todas las mujeres con síntomas de menopausia, no se pudo determinar qué práctica en concreto sería más recomendable en estos casos.

 

Photo by Antonika Chanel on Unsplash

0 Compartir
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram
Ir a la barra de herramientas