Ola de frío y nieve: como mantener tu casa caliente y confortable

Desplome de temperaturas, intensas nevadas, viento y oleaje en las zonas costeras. Estamos viviendo el peor temporal invernal en España desde 2012, así que no está de más recordar las pautas que ya ofrecimos hace unas semanas cuando otro fenómeno meteorológico, la ciclogénesis explosiva, trajo de la mano un invierno que se estaba haciendo esperar y, con él, la epidemia de gripe que aún estamos padeciendo. Con la que está cayendo, nuestro hogar se presenta, más que nunca, como el lugar ideal, por lo que es importante mantener el calor y, también, evitar que se dispare el recibo de la luz (en España, la calefacción representa cerca del 70% del consumo energético de una vivienda). Los expertos de la firma  Baxi ofrecen una serie de consejos para calentar la casa, evitar que pierda calor y hacer un uso eficiente de la energía:

-Día y noche. Durante el día, lo recomendable es mantener la vivienda a una temperatura de entre 19º C y 21º C, y reducirla a 15-17ºC durante la noche. El uso de termostatos programables ayuda de forma significativa a mantener la temperatura correcta, evitando un derroche energético innecesario.

-Hágase la luz. Es aconsejable subir las persianas para que entre la luz para que entre la luz solar. Este gesto contribuye a que aumente la temperatura de la casa de forma natural. Igual de importante es bajarlas en cuanto anochezca, para conseguir así un mejor aislamiento.

-Salvar el calor conseguido. Si se tiene previsto salir del hogar durante varias horas, los expertos de Baxi recomiendan reducir la temperatura a  15º C, para mantener un nivel térmico mínimo. Según estos especialistas, es mejor mantener una temperatura mínima para evitar tener que hacer un sobreesfuerzo energético posterior, para recuperar los niveles de confort térmico.

-No olvidar las cifras. Es importante tener presente que cada grado que aumenta la temperatura ambiente el consumo de energía se incrementa un 7% aproximadamente.

-Logística y mantenimiento. A la hora de definir la instalación de los radiadores, la mejor ubicación para un buen funcionamiento es debajo de las ventanas. Además, para aprovechar al máximo el calor real que emiten los radiadores, se recomienda evitar taparlos u obstruirlos con ropa u otros objetos. También es muy importante el mantenimiento de los equipos de calefacción y la verificación del correcto funcionamiento de la instalación, para evitar así cualquier imprevisto durante los meses de invierno.

Además, y con el objetivo de ayudar a los consumidores a lograr la temperatura ideal para su hogar, Baxi ha incorporado a su web una serie de “Consejos para un hogar a la temperatura ideal” protagonizados por el actor José Corbacho. A través de los vídeos publicados se ofrecen pautas para ahorrar en calefacción, cómo programar un termostato o purgar un radiador (se pueden ver en canal de YouTube de la compañía).

También pueden ser muy útiles las recomendaciones que ofrecen desde la Oficina de Metereología del Gobierno de Gran Bretaña, Met Office, a través de su página de consejos, para ahorrar energía en situaciones de ola de frío (los británicos tienen mucha experiencia en este tipo de fenómenos atmosféricos):

-Si es posible, programar la calefacción para que se encienda automáticamente justo antes de la hora de levantarse por la mañana y se apague al irse a dormir. Si hace mucho frío, es mejor programar la calefacción para que encienda antes y se apague más tarde que estar subiendo y bajando el termostato.

-Si no se pueden calentar todas las estancias de la casa (o hay algunas que no se usan), se recomienda mantener la calefacción durante todo el día en el salón o cuarto de estar (o la habitación en la que se pase más tiempo) y ponerla en el dormitorio unos minutos antes de irse a dormir.

-Cerrar bien las puertas, las ventanas y las cortinas y bajar las persianas en cuanto anochezca para mantener durante más tiempo el calor de las habitaciones.

-Asimismo, los expertos británicos recomiendan vigilar especialmente la temperatura ambiente del hogar (que, de forma general, nunca debe ser inferior a los 18ºC) en el caso de las personas mayores de 65 años, sobre todo si padecen algún tipo de enfermedad (cardiaca, pulmonar) o tienen su movilidad reducida. En estos casos, la temperatura siempre debe ser superior  a los 18ºC. (Más información en un interesante folleto, “Keep warm keep well”, en inglés, que se puede descargar gratuitamente en la página web de Met Office).

 

Photo by Pigoff PhotographY on Unsplash

0 Compartir

Deja un comentario

WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram
Ir a la barra de herramientas