¡A la rica piña! Una opción saludable para los días detox

En la semana post-excesos son muchas las miradas que se vuelven hacia la piña, debido a sus legendarias propiedades detoxificantes. Y es que, sin duda, incluirla en los menús de estos días es una excelente opción ya que se trata de un alimento que aporta muchos beneficios, tanto digestivos como para el resto de los sistemas del organismo. Estas son algunas de sus credenciales:

-Mucha agua, pocas calorías. El aporte adecuado de líquidos es fundamental para depurar el organismo y esa es precisamente una de las bazas de la piña: el 85% de su peso se debe a su contenido en agua. El resto son hidratos de carbono (11 g por 100 g de alimento). Se trata además de una fruta baja en calorías: 46 kcal/100 g.

El mejor multivitamínico. Posee grandes cantidades de vitamina C, un potente antioxidante que no solo ayuda a plantar cara a los catarros y resfriados invernales sino que resulta fundamental en la síntesis de glóbulos rojos, los corticoides y los ácidos biliares, así como en la absorción del hierro. También aporta cantidades elevadas de vitamina B6 (imprescindible para la producción de serotonina, el neurotransmisor responsable de un estado de ánimo óptimo, por parte del organismo) y vitamina B12, implicada en los procesos de multiplicación celular. Asimismo, es rica en minerales como calcio, fósforo, magnesio, cobre y, especialmente, potasio, que le proporciona un efecto diurético.

-Aliada frente al colesterol y el estreñimiento. Tanto los niveles altos de colesterol “malo” como los problemas de tránsito intestinal son dos de los efectos colaterales más característicos de los excesos navideños, y frente a ambos, la piña ofrece un alto contenido de fibra, tanto soluble como insoluble. La presencia de este nutriente también resulta muy beneficiosa para las personas con diabetes.

Bromelina: su componente estrella. La piña tiene el honor de incluir de forma casi exclusiva una enzima, la bromelina, que proporciona un interesante plantel de propiedades: favorece el correcto funcionamiento del sistema circulatorio, ayuda en los procesos digestivos de las proteínas y purifica el tránsito intestinal. Todo ello va muy bien cuando se trata de resetear el sistema digestivo.

-Un alimento muy versátil. La piña admite muchas combinaciones y preparaciones culinarias. Como más sabrosa resulta es fresca, cortada en rodajas finas o en trocitos que se pueden añadir a ensaladas y macedonias, pero también va muy bien con la carne de cerdo y es un ingrediente básico en la elaboración de salsas agridulces.

Respecto a los beneficios de llevar a cabo una dieta depurativa a base de piña para eliminar los restos de los excesos gastronómicos, los expertos de la Unidad de Endocrinología y Nutrición del Instituto Médico Láser (IML), de Madrid comentan que con este tipo de régimen se eliminan líquidos y toxinas de forma acelerada, consiguiendo deshinchar el organismo en poco tiempo, de ahí que se pueda emplear como dieta exprés siempre y cuándo se siga por periodos cortos de tiempo (una semana como máximo). Asimismo, advierten de que existen algunos problemas metabólicos que desaconsejan no solo este tipo de dieta sino también el consumo de piña: personas con insuficiencia renal que deben seguir dietas bajas en potasio; pacientes con tendencia a la formación de cálculos renales, y personas con gastritis y/o úlcera gastroduodenal, en las que pueden empeorar los síntomas debido a los ácidos orgánicos presentes en esta fruta y a su capacidad para favorecer la producción de jugos gástricos.

 

 

0 Compartir
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram
Ir a la barra de herramientas