El virus de la gripe sigue haciendo de las suyas: evita contagiarte en tu lugar de trabajo

La epidemia de gripe de este año parece haber llegado para quedarse. No hay más que echar un ojo a las cifras: desde el inicio de la actual temporada 2017-18 y hasta mitad de febrero se han contabilizado en España 472 defunciones por este virus. Además, este agente infeccioso encabeza la lista de los virus responsables del absentismo laboral: se estima que una de cada 5 bajas se produciría a causa de la gripe, y el 25% de los trabajadores afectados por esta enfermedad precisa una semana para recuperarse del todo y poder reincorporarse a su puesto de trabajo. Por eso, y aunque llevemos varias semanas conviviendo con este virus y sus consecuencias, no está de más recordar algunas de las recomendaciones específicas que se deben seguir en el lugar de trabajo para evitar el contagio:

-Prevención (nunca es tarde). La medida estrella para prevenir la gripe es la vacunación. Además de los trabajadores incluidos en los grupos de riesgo, es decir, personas mayores de 60-65 años (según la Comunidad Autónoma) que siguen trabajando, trabajadores en activo con patologías crónicas, y personal sanitario, sería muy recomendable vacunar al personal docente y a cuidadores de ancianos en residencias abiertas y cerradas, así como ofrecer la vacuna en empresas con muchos trabajadores que conviven estrechamente.

-Lavado de manos, imprescindible. Es muy importante actuar sobre los mecanismos de transmisión del virus, esto es, las secreciones nasales y faríngeas de un afectado, a través de las manos y objetos con los que entran en contacto las personas sanas. La mejor pauta en este sentido es realizar buenos y repetidos lavados de manos; emplear pañuelos y toallas desechables de papel y de un solo uso; y colocar dispensadores de desinfectantes en lugares paso estratégico en las empresas.

-“Manual de estilo” anticontagio. Asimismo, es importante protegerse tapándose la boca al toser o estornudar y, acto seguido, lavarse las manos de nuevo. También hay que evitar saludos y besos cuando se esté en pleno proceso gripal.

-Una dieta adecuada. Aunque la alimentación es un factor que juega un papel menos específico en esta enfermedad, sí que puede contribuir a estar menos predispuesto a adquirir la infección. Por eso, hay que intentar seguir una  dieta rica en frutas y verduras que contenga vitaminas antioxidantes y asegurarse una buena hidratación. En cuanto a la práctica de ejercicio regular, hay evidencias que apuntan a que contribuye a tener un sistema inmune más eficaz.

-No bajar la guardia. Una última herramienta importante cuando se trata de la prevención y manejo de la gripe es la educación sanitaria: se debe desterrar de una vez la idea de  que se trata de una infección leve. Conseguir esta concienciación no es sólo es tarea de los sanitarios, sino que en ella deberían estar implicados profesores, medios de comunicación y toda persona informada que transmita, a través del boca a boca, este mensaje entre familiares, compañeros de trabajo y amistades, para que de esta forma cale entre la población la realidad de la peligrosidad de esta enfermedad.

 

 Dr. Javier Cotelo Vila. Especialista en Medicina del Trabajo

 

FOTO: https://www.pexels.com/photo/beautiful-businesswomen-career-caucasian-601170/

0 Compartir
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram
Ir a la barra de herramientas