Frío invernal: 5 cosas que hay que saber sobre los sabañones

Uno de los “gajes del invierno” de los que se habla poco son los sabañones. Y, sin embargo, es un problema cutáneo que puede resultar muy molesto (además de antiestético). Se trata de un tipo de inflamación, producida por el frío climatológico, que hace que la piel se inflame y enrojezca en determinas zonas del cuerpo. La doctora Cristina Núñez Alonso, dermatóloga del Hospital La Milagrosa, de Madrid explica cómo y por qué se forman: “El efecto del frío sobre la piel provoca un cierre de las pequeñas venas y arterias (vasoconstricción) que hace que disminuya el aporte sanguíneo y produce una inflamación dolorosa”. Una vez conocido su origen, hay una serie de peculiaridades sobre los sabañones que es necesario conocer para prevenirlos y tratarlos si aparecen:

1-Nombre “oficial” y carta de presentación. La denominación médica de los sabañones es pernosis. En cuanto a las zonas corporales por las que parecen tener una especial querencia, estas son las manos, los pies, las orejas y la nariz.

2-Muy importante, no rascar. El enrojecimiento de la piel característico de los sabañones va acompañado de un picor que no es aconsejable rascar, ya que puede llegar a generar una herida y una costra por necrosis de la piel más superficial. Otro de sus síntomas habituales es notar una sensación de ardor en la piel.

3-Capas de protección. Tal y como señala la doctora Núñez, la mejor forma de prevenir su aparición es abrigarse muy bien, ya que hay que tener en cuenta que normalmente, las zonas en las que salen son las que están más expuestas al frío, por lo que los guantes, un buen calzado con calcetín que abrigue, un gorro o incluso unas orejeras y una bufanda resultan imprescindibles.

4-Hidratación antes… La experta aconseja también que, cada vez que nos lavemos las manos (la parte del cuerpo no solo más expuesta sino también la que necesita más higiene) apliquemos después una buena capa de crema hidratante, “ya que tenemos la experiencia de que el simple aire exterior favorece que la piel se agriete. De esta forma, con este sencillo gesto, podemos prevenir el problema”.

5… Y más hidratación después. La hidratación resulta también fundamental para aliviar los síntomas del sabañón si las medidas preventivas no han surtido efecto. “Si el picor es muy fuerte, siempre es recomendable acudir al especialista, quien prescribirá una pomada a base de corticoides de potencia media-baja. En caso de que el picor o las molestias sean muy fuertes, es necesario seguir una medicación vía oral con vasodilatadores”, dice la dermatóloga, quien advierte que nunca se debe recurrir a la automedicación ni a remedios caseros, “ya que en vez de  solucionar el problema, pueden agravarlo y provocar, además, una infección en la piel”.

 

Foto: https://www.pexels.com/photo/snow-woman-winter-snowflakes-54200/

0 Compartir
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram
Ir a la barra de herramientas