¿Es alergia… o catarro? Cómo diferenciarlos

A estas alturas del año y en medio de esta “primavera invernal” que nos está tocando vivir, la mayoría aún no nos hemos desprendido del abrigo… ni del pañuelo. Y es que basta con asomarse a la calle para comprobar que las toses, los estornudos, el moqueo y el picor de ojos se han convertido, junto a los tímidos brotes de los almendros, en una constante en el ambiente de la mayoría de las ciudades. Es cierto que el frío sigue haciendo de las suyas, pero también hay que tener en cuenta que la mayoría de las especies se encuentran en periodo de floración, lo que hace que otro protagonista, el polen, esté presente en cantidades cada vez mayores. Por eso, la mayoría de las personas se enfrenta en estos momentos al dilema de: “Lo mío qué es: ¿alergia o catarro?“. Se trata de una duda lógica y normal, ya que los síntomas de ambas “pupas” son muy parecidos, pero hay una serie de pistas que nos pueden indicar por cuál de las dos estamos afectados y, también, cómo aliviar los síntomas en cada caso:

 

ALERGIA: SÍNTOMAS EN “MODO REACTIVO”

Las causas: Tiene su origen en la reacción del organismo ante la presencia de un alérgeno. En esta época del año la más frecuente es la alergia al polen, un problema que según datos de la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), afecta a uno de cada 4 españoles. Es el tipo de alergia más frecuente en nuestro país y tiene su origen en el polen que diseminan determinadas plantas y árboles, como las gramíneas, la salsola, el olivo, el ciprés, el plátano de sombra y la parietaria.

Los síntomas:  Son similares a los del catarro, pero mientras aquellos se mantienen de forma más o menos continuada a lo largo del día, los de la alergia se reactivan cuando el organismo entra en contacto con el alérgeno (al salir a la calle, por ejemplo). Además, cuando se trata de alergia, los síntomas que predominan son el picor nasal y los estornudos en salvas (de repetición), mientras que en los catarros la sensación es más de dolor, escozor de nariz y garganta, con producción de más mucosidad y más espesa, en vez de la típica agüilla característica de la alergia. Además, se diferencian claramente de los síntomas del catarro en cuanto a su duración: mientras el catarro tiene una duración determinada (en torno a 5-7 días), los síntomas de la alergia se mantienen mientras haya contacto con el alérgeno o la situación que la produce.

El tratamiento:  La alergia se combate desde dos frentes: con fármacos antihistamínicos y vacunándose.  Actualmente disponemos de antihistamínicos muy efectivos, pero los expertos insisten en que es muy importante empezar a tomarlos al primer síntoma y de forma continuada para asegurar su efectividad. En cuanto a la vacuna, es el único tratamiento que puede modificar hoy por hoy el curso de la alergia, pero no la elimina, sino que su principal efecto es propiciar la tolerancia a los alérgenos.

A tener en cuenta: Aunque una de las medidas recomendadas para combatir las alergias, sobre todo las que se producen cuando la temperatura exterior es fría y hay sequedad del interior de las casas, no hay que pasarse con el uso el humidificador.  El Colegio Norteamericano de Alergia, Asma e Inmunología emitió hace un tiempo unas recomendaciones al respecto,  según las cuales la humedad interior debe estar por debajo del 55% , ya que su exceso puede exacerbar los ácaros del polvo. Otra pauta a seguir es consultar la página web www.polenes.com, de la SEAIC, que ofrece los niveles diarios de los distintos pólenes ambientales en varias ciudades españolas.

 

CATARRO: LA FIEBRE ES LA PISTA

-Las causas: Está producido por la acción de virus (rinovirus, adenovirus, coronavirus), típicos de los meses más fríos del año. La acción de estos virus produce  dolores musculares, cansancio y febrícula (fiebre no superior a 38 ºC).

-Los síntomas:  Pueden ser muy parecidos a los de un cuadro de alergia: congestión nasal, rinorrea, estornudos, malestar de garganta y tos. Una de las diferencias es que es habitual que un catarro produzca fiebre y malestar general, algo que no ocurre si se trata de una alergia.  Otra diferencia es que los síntomas del catarro suelen aparecer  de 2 a 3 días después de que una persona se exponga a la infección, mientras que los de la alergia se manifiestan en cuanto se entra en contacto con el alérgeno.

El tratamiento: Reposo, beber líquidos abundantes y evitar el tabaco y los cambios bruscos de temperatura.  Para aliviar los síntomas, se pueden tomar analgésicos, descongestionantes nasales y anticatarrales. Estos últimos podrían mejorar también la sintomatología de la alergia, ya que casi todos llevan una pequeña dosis de antihistamínicos para disminuir la congestión nasal y la rinorrea, así que suelen aliviar también la posible alergia, aunque en este caso la mejoría suele ser insuficiente, ya que no incluyen la dosis de antihistamínico que aportan los fármacos específicos.

A tener en cuenta: Recuerda este consejo: no recurrir a los antibióticos, ya que el catarro es una enfermedad vírica, no bacteriana, por lo que estos no sólo resultan ineficaces sino que incluso podrían predisponer, sobre todo en el caso de los niños, a desarrollar asma o alergia más adelante, tal y como han demostrado varios estudios, entre ellos uno publicado en el American Journal of Epidemiology.

 

 

ALERGIA AL POLEN: ASÍ LA PUEDES PREVENIR

El doctor Javier Sánchez, experto médico de Cinfa, ofrece el siguiente catálogo de consejos para prevenir la alergia al polen:

  • 1-Salir lo justo. En los días de mayor concentración de polen (sobre todo si hay viento fuerte) lo mejor es optar por actividades que se puedan realizar dentro de casa.
  • 2-“Cuadrar” los horarios. Los periodos comprendidos entre las 5 y las 10 de la mañana y las 19 y 22 horas son en los que se acumula una mayor concentración de polen, de ahí que se aconseje reducir las actividades al aire libre durante estos tramos horarios y mantener las ventanas de casa cerradas.
  • 3-Filtros de aire, una buena opción. El experto recomienda colocar filtros antipolen en los aparatos de aire acondicionado, tanto en casa como en el coche, acordándose de cambiarlos con frecuencia para que no pierdan eficacia.
  • 4-También, en el coche. Durante los desplazamientos en coche, mantener las ventanillas cerradas para así evitar la entrada de los granos de polen.
  • 5-Acuérdate de los ojos. Siempre hay que llevar gafas de sol al salir a la calle para proteger a los ojos de la entrada de polen. En este sentido, es importante recordar que las crisis de conjuntivitis alérgicas son más frecuentes en primavera debido principalmente a la polinización de gramíneas y olivos.
  • 6-El “imán” de la ropa. ¿Sabías que los granos de polen pueden quedarse atrapados en las prendas y las zonas del cuerpo que están expuestas? Por esta razón, es una buena medida ducharse y cambiarse de ropa al llegar a casa y, si no es posible, lavarse la cara y las manos tras las exposiciones. Otra cosa a evitar es tender la ropa en el exterior. 
  • 7-El jardín, territorio delicado. En caso de que tengas casa con jardín o una terraza amplia y florida, hay que evitar las especies que polinicen por el aire. Por ejemplo, los setos de plantas arizónicas no son recomendables en estos casos.
  • 8 -Mejor, no menearlo. Es importante evitar aquellas actividades que pueden remover partículas de polen, por ejemplo, cortar el césped o barrer la terraza. En el caso de que se tenga alergia al polen de gramíneas, también hay que evitar tumbarse en el césped.
  • 9-No bajar la guardia por la noche. Si vas a pasar la noche al aire libre, es mejor evitar pasar mucho tiempo cerca de fuentes de pólenes alergénicos como los árboles y las plantas.
  • 10-No te automediques. Si tomas medicamentos específicos para la alergia, como los antihistamínicos, hazlo siempre bajo supervisión médica, consultando cualquier duda al farmacéutico, y tomándolos de forma regular (no solo los días en los que te encuentres peor) y en la dosis recomendada. Muy importante: no pueden mezclar estos fármacos con alcohol. 

 

 

FOTO: https://pixabay.com/es/alergia-m%C3%A9dica-al%C3%A9rgico-al%C3%A9rgeno-1738191/

0 Compartir
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram
Ir a la barra de herramientas