Diez pautas para superar el “Blue Monday” (y el resto de lunes “chungos” del año)

Aunque a estas alturas todo lo que se nos presente en forma de  tandem color + día de la semana en inglés desprende un tufo a marketing, lo cierto es que la “teoría del blue monday” tiene una base, sino científica, al menos matemática, y, también, cierta lógica. Desde 2005 se considera que el tercer lunes del mes de enero (o sea, hoy) es el “día más triste del año”, ya que en esta fecha confluyen una serie de factores idóneos para que quedarnos en la cama tapados con el edredón se presente como la opción más apetecible: las vacaciones de Navidad han acabado irremediablemente y aún quedan muchas semanas para el siguiente periodo vacacional; la cuesta de enero ya se ha empezado a hacer notar; el entusiasmo con el que nos disponíamos a empezar la dieta, dejar de fumar o apuntarnos al gimnasio se ha desvanecido y la climatología acompaña más bien poco.

Pero, ¿por qué este lunes y no cualquier otro de este mes o del año? La razón fue argumentada por un profesor de la Universidad de Cardiff (Gales), Cliff Arnall, quien ideó una fórmula para determinar en qué fechas las personas estaban más de “bajón” y, por tanto, más predispuestas a ir a una agencia de viajes y hacer las reservas para las vacaciones de verano (una especie de vía de escape para alejar la melancolía invernal). Detrás de este curioso experimento estaba una agencia de viajes, Sky Travel. No hace falta decir que la fórmula de Arnall resultó todo un éxito, y desde entonces, todos los años y por estas fechas nos enfrentamos al “lunes azul” que aúna todos inconvenientes del resto de los lunes y otras características en absoluto euforizantes. Pero no hay que dramatizar ni dejarse arrastrar por los cientos de comentarios agoreros (tanto reales como virtuales) a los que seguramente estaremos expuestos hoy. En vez de eso, lo mejor es fabricarse un “plan anti lunes chungos” (sean del color que sean) y ponerlos en práctica para empezar la semana de la mejor forma posible. Ahí van algunas ideas:

1-Que no pare la música. El efecto de la música sobre el ánimo es incuestionable, por eso hoy toca optar por las canciones alegres, marchosas, vitales… dejando los temas nostálgicos y melancólicos para otro momento. Una buena opción son las listas o playlist de plataformas como Spotify, que ofrecen selecciones ya elaboradas en las que solo hay que reproducir y disfrutar. Un ejemplo, su selección de “Canciones alegres“: https://open.spotify.com/user/enfemenino/playlist/5goOttYEMHSdzGIYB2o1G2. Otras sugerencias: “Canciones para salir de la depresión”, de www.rockandpop.cl (www.rockandpop.cl/2016/03/10-canciones-para-salir-de-la-depresion); y “Top canciones para combatir la depresión del blue monday“, del blog “Dando la Nota” de 20 Minutos (https://blogs.20minutos.es/dando-la-nota/2015/01/19/top-canciones-para-combatir-la-depresion-del-blue-monday/).

2-Darle “la vuelta a la tortilla”. Para acabar con la apatía lo mejor es hacer justo lo contrario de lo que nos apetece, así que hoy puede ser un buen día para coger la agenda y planificar todas esas cosas que tenemos pendientes desde el 1 de enero. Roser de Tienda, quiropráctica, escritora y coach vital, recomienda afrontar con energía el comienzo de la semana: “Apúntate al gimnasio, empieza esa actividad que has querido hacer desde hace años y no has podido, reserva tiempo para disfrutar de tus amigos, ve al cine o al teatro, da un paseo por lugares por los que nunca pasas en ti ciudad, escucha buena música… Todas estas actividades de ayudarán a desterrar la tristeza invernal“.

3-Ten a mano el “kit de alimentos antidepre”. No se trata de ponerse hasta arriba de bollos y demás carbohidratos que el cuerpo nos suele pedir a gritos cuándo estamos de bajón, sino de apostar por aquellos alimentos y nutrientes que tienen efectos beneficiosos comprobados sobre el estado de ánimo. Busca aquellos que sean ricos en magnesio (almendras, anacardos, chocolate); vitamina E (aguacate, espinacas), vitamina B6 (salmón, lentejas, plátano), selenio (nueces, avena) y zinc (cacao en polvo, cacahuetes).

4-Hágase la luz. La falta de luz solar está directamente relacionada con los trastornos del estado de ánimo. Aunque cuentan tanto con defensores como con detractores, y no hay evidencias científicas concluyentes sobre sus beneficios (han sido estudiadas sobre todo en los casos de Trastorno Afectivo Estacional) las lámparas que “imitan” la luz natural pueden ayudar a iluminar el ambiente y mejorar el estado de ánimo, sobre todo en las zonas en las que hay pocas horas de sol al día. La mayoría emiten luz LED, y se recomienda utilizarlas durante unos 30 minutos cada mañana (las puedes encontrar en plataformas como Amazon). Otra opción es mantener abiertas las cortinas, persianas, estores, etc., y dejar que la claridad (aunque sea escasa) irrumpa en el ambiente.

5-Escribe, pinta, colorea. Roser de la Tienda recomienda despertar el lado creativo, comenzando una actividad que resulte ilusionante. Puede ser un buen momento para, por ejemplo, aficionarse a los libros de colorear para adultos, que tan de moda están (mientras pintas mantendrás alejado cualquier pensamiento negativo). La firma Rubio ofrece varias opciones, entre ellas su edición de “Paisajes naturales“, cuadernos inspirados en la sensibilidad que transmiten los mandalas y especialmente indicados para potenciar la concentración y, al mismo tiempo, ofrecer una experiencia relajante. Otra opción es el lettering o caligrafía creativa, un “arte de escribir a mano” que está haciendo furor en EEUU. Rubio también pone a disposición de los adultos este tipo de cuadernos que permiten, además, divertirse con los comentarios y frases inesperadas que incluyen.

6-Aléjate de las redes sociales (sí, de todas). Si no estás de humor, intenta no entrar hoy en facebook, twitter, instagram u otra red social. Tal y como explica la psicóloga británica Meg Arroll (https://twitter.com/drmegarroll), “en las redes tendemos a compararnos ‘a la baja’, así que no es de extrañar que en días como hoy cualquier imagen o comentario que muestre la felicidad ajena pueda hacernos sentir fracasados, poco atractivos, más gordos… olvidándonos de que todos intentamos mostrar en las redes ‘versiones editadas’ de nuestra realidad”.

7-El buen rollo como apuesta segura. Muchas investigaciones han demostrado los beneficios que una actitud altruista tiene sobre el estado de ánimo y la salud. Y el “blue monday” supone una oportunidad como otra cualquiera para sacar a relucir lo mejor de nosotros mismos. “Invita a un café a ese amigo que lo está pasando mal, sonríe a alguien que no conoces, cede tu asiento en el autobús… Son pequeños gestos que te harán sentir bien y está demostrado que sus efectos positivos se mantienen en el tiempo“, explica Vanessa King, psicóloga de Action for Happiness (www.actionforhappiness.org), un movimiento cuyo objetivo es construir una sociedad más feliz y solidaria.  Y aplica también el “buen rollismo” en tu lugar de trabajo: al igual que ocurre a la vuelta de las vacaciones de verano, la desmotivación laboral suele subir enteros durante este mes, y los lunes (y el “azul” más todavía) pueden suponer una auténtica prueba de fuego en este sentido. La fórmula que ofrece Vanessa King, no por conocida es menos efectiva: “no sirve de nada pasar todo el día de mal humor en la oficina y fijarse solo en lo que va mal. Recuerda que enero es el mes de los nuevos comienzos, y esto puede implicar empezar a poner el foco en las cosas favorables que tiene nuestro puesto de trabajo y en lo que va bien. Entrenar el cerebro para que se centre en los aspectos positivos tiene efectos psicológicos y fisiológicos que no sólo benefician a la persona sino que también redundan en una mejora del clima laboral“.

8-Alíate con las apps. En el universo de las aplicaciones para móviles y dispositivos también hay soluciones para los “días malos”. Una recopilación muy completa es la que ofrece Intellicare, un conjunto de aplicaciones desarrollada por los Institutos Nacionales de Salud, de EEUU, organismo que también ha realizado una investigación para comprobar la eficacia de estas aplicaciones en 99 personas y cuyos resultados se publicaron en el Journal of Medical Internet Research. El dispositivo está disponible gratuitamente en la play store de Google, e incluye aplicaciones tan útiles como Worry Knot (guía práctica para manejar las preocupaciones); Purple Chill (relax y meditación siempre a mano) o Thought Challeger (pautas prácticas para manejar los pensamientos negativos).

9-Date un capricho (y vete a las rebajas).De vez en cuando sienta bien pensar en uno mismo y disfrutar de los pequeños placeres de la vida, así que aprovecha la excusa para irte a las rebajas y beneficiarte de los descuentos comerciales, porque aunque ahora estas compras supongan un nuevo desembolso, es innegable que hay ofertas interesante que pueden darle la vuelta a la tristeza del lunes”, dice Roser de Tienda.

10-Adopta la filosofía “yogui”. El “blue monday” puede ser también un excelente punto de partida para que introduzcas en tu vida y en tus hábitos algunas de las propuestas  que desde el punto de vista yogui hace Jonathan Martin, director general de Bikram Yoga Spain: acéptate y quiérete (“el primer paso es visualizarse positivamente para potenciar la mejor versión de uno mismo”); toma decisiones diferentes a las habituales (“en ocasiones no tomamos decisiones por miedo a las consecuencias o por anticipar hechos imaginarios, y esto limita nuestra felicidad”);  visualiza tus metas sin límites ni miedo (“si quieres hacer algo, solo hazlo. Recuerda que el miedo solo está dentro de ti”), encuentra tu afición y trata de convertirla en tu trabajo (“busca aquello que te apasiona y haz de ello tu profesión”), y siéntete bien con el resto (“si no te encuentras a gusto con las personas que te rodean, busca a las que te enriquezcan y te hacen feliz”).

Y si nada de esto funciona, recuerda que mañana será martes…

 

Photo by Brunel Johnson on Unsplash

 

0 Compartir
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram
Ir a la barra de herramientas