Cuidado con los golpes en la cabeza: pueden aumentar el riesgo de demencia

Si a todas las edades hay que tener cuidado de no recibir golpes en la cabeza, cuando se trata de personas mayores esta recomendación cobra especial importancia. Esto es lo que se deduce de un reciente estudio, cuyos resultados ponen de manifiesto que tras recibir un golpe importante en la cabeza, el riesgo de desarrollar demencia en el año posterior aumenta entre 4 y 6 veces.

El estudio, llevado a cabo por investigadores de la universidad sueca de Umea, analizó las historias clínicas de más de 3,3 millones de personas mayores de 50 años durante décadas. Los autores de la investigación buscaron personas diagnosticadas de demencia con antecedentes de traumatismo cerebral. El profesor Peter Nordstrom, de la esta universidad y uno de los líderes del estudio, recabó datos del periodo comprendido entre los años 2005 y 2012, y los ordenó de la siguiente manera: clasificó en un primer grupo a 164.000 pacientes diagnosticados de traumatismo cerebral sin antecedentes de demencia y en otro grupo a 136.000 pacientes con demencia sin especificar su causa. Ambos grupos se emparejaron con personas sanas. También se incluyó un tercer grupo con casi 47.000 parejas de hermanos, uno con antecedentes de traumatismo cerebral y el otro no.

Las cifras que arrojó dicho análisis reflejan  que los golpes en la cabeza moderados, graves o repetidos, constituían los grupos de mayor riesgo; que las posibilidades de desarrollar demencia aumentaban a lo largo del tiempo y que la probabilidad de desarrollar la enfermedad persistía incluso después de 30 años respecto a los que no habían recibido estos golpes en la cabeza.

El estudio, que se ha publicado en la revista PLoS ONE, apuntó también el dato de que el riesgo de demencia se eleva un 80% en los 15 años posteriores al traumatismo cerebral. Una evidencia más: la asociación entre demencia y traumatismo cerebral era más intensa en aquellas personas a las que se les había diagnosticado una depresión antes de los 65 años de edad. También se constató que en el  año que seguía a un traumatismo leve, el riesgo de padecer demencia aumentaba en 3,52 veces.

El estudio no incluye datos de traumatismos cerebrales en jóvenes y su posterior afectación neurodegenerativa. Tampoco se encontraron diferencias entre ambos géneros.

 

Photo by Huy Phan on Unsplash

0 Compartir
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram
Ir a la barra de herramientas