Buenas noticias: la pasta puede ayudar a perder peso (te contamos por qué)

Cuando hace unos años la gran Sophia Loren publicó un libro de recetas en el que aseguraba que no se privaba de comer pasta y, pese a ello, mantenía su espectacular figura, hubo más de un escéptico que puso en duda esa compatibilidad entre los macarrones y la báscula. Ahora, un reciente estudio llevado a cabo por investigadores canadienses ha venido a dar la razón a la diva italiana. En efecto, según esta investigación, realizada en el Hospital Saint Michael, de Toronto, los macarrones, los espaguetis y el resto de variedades de pasta son perfectamente compatibles con un plan de adelgazamiento. ¿La razón? A diferencia de otros alimentos ricos en hidratos de carbono refinados, la pasta tiene un índice glucémico (IG) bajo, y, por ello, no produce los picos elevados de azúcar en sangre (evitando así los posteriores e inevitables “bajones”, que producen hambre y una especial apetencia por los carbohidratos). A esta evidencia hay que unir lo que ya había confirmado investigaciones previas: los alimentos con un IG bajo (como la pasta) producen una mayor saciedad, por lo que además de mantener el hambre bajo control, ayudan a reducir la ingesta total de calorías.

Los autores de la investigación analizaron los datos procedentes de 2.448 personas que habían participado en un total de 29 estudios centrados en determinar los efectos que tiene comer pasta sobre el peso en comparación con otro tipo de carbohidratos. Un grupo de ellos consumían una media de 3,3 raciones de pasta a la semana (la cantidad de una ración es el equivalente a aproximadamente medio cuenco de pasta cocida, unos 100-150 g).

Los resultados del estudio reflejaron que, al cabo de 3 meses, los que consumía pasta 3 veces a la semana, dentro de un plan de dieta “normal”, sin restricciones,  habían perdido medio kilo de peso. Para el doctor John Sievenpiper, autor de la investigación, estos datos “nos llevan a afirmar, sin lugar a dudas, que la pasta no tiene un efecto adverso sobre el peso corporal cuando se consume dentro de un patrón de alimentación saludable” y deja claro que, en contra de lo que mucha gente piensa, es un alimento que no favorece la ganancia de kilos ni el incremento de la grasa corporal”.

Eso sí: los expertos advierten que estos resultados (publicados en la revista BMJ Open) responden al análisis la relación pasta-peso dentro del contexto de una dieta baja en IG y que son necesarias más investigaciones para determinar si este alimento puede formar parte de otro tipo de dietas sin producir un aumento de peso. Y, por supuesto, no hay que perder de vista que todo esto es aplicable a versiones ligeras este plato, lo que deja “fuera de juego” a las salsas hipecalóricas y demás opciones calóricas con las que suele acompañar este alimento.

 

FOTO: https://www.pexels.com/photo/food-plate-yellow-spaghetti-64208/

 

0 Compartir
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram
Ir a la barra de herramientas