Ayuda a perder peso y otros 4 beneficios saludables de la alcachofa

Aunque debe buena parte de su “estrellato” a uno de los regímenes de moda, la alcachofa es mucho más que un alimento aliado del adelgazamiento. De hecho, pocas verduras reúnen tal cúmulo de propiedades beneficiosas para la salud, lo que, unido a la versatilidad que ofrece a la hora de prepararse, la convierte en un ingrediente imprescindible en cualquier despensa. Se trata de una verdura que pertenece a la familia de las asteráceas, que se caracteriza porque sus flores están compuestas por la fusión de cientos o miles de flores diminutas y que incluye hortalizas de diversas especies: de hoja (achicoria, lechuga, endibia), de tallo (cardo) y de flor, que es el caso de la alcahofa. Su nombre científico es Cynara scolymus y es oriunda de África, por lo que su cultivo está muy localizado en la cuenca mediterránea. Las variedades se agrupan según su denominación geográfica y se diferencian principalmente por su forma, tamaño, color y precocidad. La variedad más cultivada en España es la Blanca de Tudela (Navarra), pequeña, de forma redondeada, con hojas centrales muy compactas y de color verde.

 

AGUA, FIBRA, VITAMINAS Y SUSTANCIAS ALIADAS DEL HÍGADO

Se trata de una hortaliza pequeña, pero con un aporte de nutrientes amplio e importante. Estas son los más destacables:

  • -Además de agua (el ingrediente mayoritario) es rica en hidratos de carbono en forma de insulina (polisacárido constituido por fructosa), por lo que se aconseja su consumo a personas de edad y a los diabéticos, debido a su bajo índice de glucemia.
  • -Entre las vitaminas destacan la B1 (tiamina), que interviene en el aprovechamiento de los hidratos de carbono, grasas y proteínas, además de intervenir en el equilibrio del sistema nervioso; la  B3 (niacina), que juega un papel importante en el crecimiento, el funcionamiento del sistema nervioso y el buen estado de la piel; y la E, de reconocidas propiedades antioxidantes.
  • -En cuanto a los minerales, el más abundante es el potasio, un nutriente necesario para la transmisión y generación del impulso nervioso y para la actividad muscular normal. Asimismo, es una de las hortalizas de mayor contenido en magnesio, fósforo y calcio.
  • -Supone un aporte importante de fibra, por lo que proporciona un efecto saciante y favorece el tránsito intestinal.
  • -Además, la alcachofa es rica en una serie de sustancias que producen importantes efectos fisiológicos, de las que las más importantes son la cinarina y la cinaropicrina. Se trata de compuestos aromáticos responsables del sabor amargo de esta hortaliza. Desde el punto de vista farmacológico, la cinarina es una sustancia que favorece el metabolismo hepático, estimula la secreción y producción de bilis y alivia la sensación de plenitud y meteorismo que acompaña a los síntomas dispépsicos. En cuanto a la cinaropicrina, investigaciones recientes están analizando su potencial papel preventivo frente al cáncer.

 

Respecto al beneficio de su consumo para determinados problemas de salud, ya desde la Antigüedad se le atribuyen propiedades preventivas contra varias dolencias y patologías. Estas son las aplicaciones en las que su acción ha resultado más efectiva:

-Colesterol: El consumo habitual de alcachofa ha demostrado ser eficaz en la reducción de los niveles de colesterol “malo” debido fundamentalmente a la acción de la fibra, la cual forma geles viscosos que fijan la grasa y el colesterol en el intestino, reduciendo su absorción. Otro de sus componentes, los esteroles, potencian la acción de la fibra y también interfieren en la absorción de colesterol dietético.

-Diabetes. Su abundancia en fibra ralentiza la absorción de la glucosa, con lo que mantiene estables los niveles de azúcar en sangre. Además, la cinarina y otras sustancias tienen una suave acción hipoglucemiante.

-Retención de líquidos. La alcachofa es uno de los alimentos con mayor efecto diurético, debido a que la cinarina actúa sobre los riñones y provoca un aumento de la diuresis (eliminación de orina). Además de combatir la hinchazón y la retención de líquidos, también beneficia a aquellas personas afectadas de cálculos renales, hiperuricemia, hipertensión arterial, enfermedades circulatorias u oliguria (producción escasa de orina).

-Problemas hepáticos y digestivos. De nuevo, los efectos benéficos son debidos a la acción de la cinarina, concretamente a sus virtudes coleréticas, esto es, aumenta la producción de bilis, una sustancia imprescindible para una correcta digestión. Por su parte, la insulina, otro de sus componentes, también facilita la digestión, además de favorecer el apetito.

-Sobrepeso. Las propiedades “pseudomilagrosas” que se han atribuido a la alcachofa como artífice de la pérdida de peso no son tales, sino que radican fundamentalmente en dos de sus virtudes: su escaso aporte calórico y su efecto diurético, que estimula las funciones de eliminación del organismo, lo que lógicamente se traduce en una pérdida de peso. Para ello, se puede recurrir a dos modalidades:

  • -En cura: Se prepara un zumo de alcachofas y se toma tres veces al día antes de las principales comidas. Se realiza durante una semana.
  • En monodieta: Se realizan cinco tomas al día de alcachofa cocinada al gusto (al horno, cocida, a la plancha…) y en zumo. No se aconseja seguir esta dieta durante más de tres días seguidos, ya que se pueden producir carencias nutricionales.

 

 

FOTO: https://pixabay.com/es/alcachofa-hortalizas-verde-cocinar-1101/

0 Compartir
WP2FB Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram
Ir a la barra de herramientas