Alergias: otro riesgo a evitar en las cenas de empresas

No criticar a los ausentes (sobre todo si se trata de los jefes) o controlarse con la bebida son algunos de los consejos que los expertos ofrecen para evitar que las cenas de empresa nos amarguen el resto de las navidades. Pero hay otro motivo importante para extremar las precauciones en estas celebraciones: según advierte la Sociedad Española de Alergología e Inmunología Clínica (SEAIC), las reacciones alérgicas a los alimentos suelen aumentar en Navidad (de hecho, muchas de ellas  debutan en esta época), y con frecuencia están relacionadas con las cenas de empresas y otras comidas que se realizan fuera del ámbito habitual. La razón, según los expertos, es que es en estas fechas cuando muchas personas degustan por primera vez algunos alimentos potencialmente generadores de alergias y también el consumo abundante de dulces navideños, como los turrones y el mazapán, que poseen ingredientes encubiertos entre sus componentes.

Tal y como explican desde la SEAIC, en ocasiones, los alergenos pueden ocultarse en preparaciones típicas de la Navidad, y el problema es que el proceso de sensibilización a un alimento es silente, y en esta época del año debutan muchos alérgicos que se han podido sensibilizar previamente sin darse cuenta, y al probar por primera vez los frutos secos del turrón o el marisco, por ejemplo, manifiestan una reacción alérgica.

Los alergólogos recuerdan que los síntomas de una reacción alérgica aparecen en el intervalo que va desde unos pocos minutos a unas pocas horas siguientes a la ingestión del alimento, y que la gravedad varía en función de la cantidad de alergeno ingerido, la sensibilidad de la personas y factores externos como el asma, el ejercicio físico o el consumo de analgésicos o alcohol.

Asimismo, recuerdan a las personas alérgicas que deben llevar siempre un kit de medicación adicional y que en caso de que la reacción se produzca por primera vez y también si ésta es grave o no se controla con la medicación prescrita se acuda a un Servicio de Urgencias.

Finalmente, ofrecen una serie de consejos que no hay que perder de vista, especialmente en estas fechas:

-Conocer los alimentos de alto riesgo. Los frutos secos, el marisco, el pescado o algunas frutas son los que se relacionan con mayor frecuencia a reacciones alérgicas en estas fiestas. Además, hay que tener en cuenta que en muchos platos navideños se mezclan alimentos, lo que hace difícil desconocer los ingredientes exactos que contienen determinados platos.

Mirar con más atención el etiquetado. Sobre todo el de los dulces, carnes, embutidos, salsas y otros alimentos precocinados.

-Ojo al cambio de rutinas. La alteración de hábitos y horarios características de estos días disminuyen el correcto seguimiento de los tratamientos que siguen los alérgicos, favoreciendo las crisis de alergias respiratorias (rinitis y asma bronquial).

-Protegerse frente a otros factores. La exposición a humos o irritantes como el frío pueden aumentar los síntomas en las alergias respiratorias.

 

Photo by Kevin Curtis on Unsplash

0 Compartir
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram
Ir a la barra de herramientas