“¿Cuál es el mejor tratamiento para el espolón calcáneo?”

LA CONSULTA: Tras haberme diagnosticado un espolón calcáneo, me compré una plantilla. Sin embargo, después de usarla durante dos meses, apenas he notado mejoría.  ¿Qué otras opciones de tratamiento existen para este problema? Luis G.N. (Vigo)

 

 

LA RESPUESTA: El espolón calcáneo es una calcificación del hueso calcáneo, que se encuentra en la base del talón. Se trata de un problema muy frecuente y no siempre es sintomático. Se produce principalmente en personas con alguna alteración del pie como es el caso del pie plano o cavo o desequilibrio en la pisada. También es frecuente en personas obesas y en aquellas que pasan mucho tiempo de pie o realizan movimientos forzados y repetidos con los pies. Otra de las circunstancias relacionadas con su aparición es el uso de calzado estrecho e inadecuado.

En cuanto a las plantillas, se trata de una buena opción terapéutica, pero antes de recurrir a ellas es importante someterse a un estudio de la pisada y de la planta del pie para poder confeccionar una plantilla adecuada y a medida. A veces con una talonera puede ser suficiente, pero, como he dicho, dirigida por un estudio plantar previo. Otra opción adecuada es una férula nocturna, pero siempre individualizando su prescripción para asegurarnos el éxito, que es la desaparición de las molestias.

Hay también una serie de ejercicios que complementan y mejoran la terapia; se basan en una cinta elástica de goma con la que se hacen ejercicios de contrarresistencia en los diversas series cortas de movimientos del pie, como son la flexión, extensión, inversión y eversión (movimientos que se realizan alejando o acercando el pie respecto al eje del cuerpo). Otros ejercicios que suelen ir bien en estos casos son:  poner debajo del pie una botella de plástico congelada y hacerla rodar con la planta del pie; y colocar una toalla en el suelo y, sentado delante de la misma, tratar de cogerla con los dedos del pie.

Respecto al tratamiento farmacológico, los antiinflamatorios orales pueden ser necesarios en los momentos de dolor más intenso. En algunos casos también se recomiendan las infiltraciones. Otra opción terapéutica son las llamadas ondas de choque, que tratan de destruir la calcificación que da origen al espolón. Un último paso en esta escalada terapéutica puede ser una pequeña intervención quirúrgica, que consiste en eliminar la calcificación del talón.

 

 

 

Responde: Dr. Javier Cotelo Vila. Especialista en Medicina del Trabajo

 

Si quieres que el doctor responda a tus dudas, rellena el cuestionario que aparece en la página principal del Salus & Wellnes, en el apartado “PREGÚNTALE AL MÉDICO, y haznos llegar tus consultas.

 

(Los contenidos de esta sección son informativos, con el objetivo de dar respuesta a las dudas o términos médicos más frecuentes, y en ningún caso sustituyen a la consulta del médico de familia o el especialista) 

 

 

0 Compartir
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram
Ir a la barra de herramientas