“¿Son fiables las cifras que reflejan los tensiómetros domésticos?”

LA CONSULTA:  Me han diagnosticado recientemente hipertensión. Mi madre, que también es hipertensa, tiene desde hace años un aparatito para medir la tensión en casa y así se la controla con regularidad, pero he oído que las cifras que se obtienen con estos tensiómetros no son fiables, ¿Qué hay de cierto en ello? Si decido comprarme uno,  ¿cuál sería el más adecuado? P.L.P (Vigo)

 

 

LA RESPUESTA: Estos aparatos, denominados coloquialmente tensiómetros, han proliferado mucho en los últimos tiempos, debido, en primer lugar a lo frecuente, que es la hipertensión arterial (HTA) que además supone uno de los principales factores de riesgo cardiovascular; y, por otro lado, a que se acepta desde hace años que una buena forma de implicar al afectado en el manejo de su enfermedad es lo que se conoce como la “automedida de la presión arterial (AMPA)”, que consiste en tener en casa uno de estos aparatos e ir midiendo y apuntando con regularidad las cifras de tensión arterial que reflejan.

En principio, la mayoría de estos dispositivos fiables y lo único que tenemos que tener en cuenta a la hora de adquirir uno es que esté validado según protocolos independientes emitidos por organismos de prestigio, como pueden ser la Sociedad Europea de Hipertensión o la Sociedad Británica de HTA, entre otros. Es importante que usted se tome la tensión tras unos cinco minutos de reposo, sentado, y que realice tres tomas separadas por unos minutos para observar que no hay gran variación entre ellas. Lo adecuado es que se tome la tensión más o menos a la misma hora  -por ejemplo, a primera hora de la mañana- para que así las cifras sean comparables entre sí a lo largo del tiempo.

Existen varios tipos de tensiómetros, básicamente de brazo y de muñeca; además, pueden ser manuales o digitales. Todos ellos son fiables siempre que, como hemos dicho, estén certificados por entidades de prestigio. La mayoría de los cardiólogos prefieren recomendar los de brazo frente a los de muñeca, ya que con ellos se mide en una arteria de mayor calibre y que está a la altura del corazón, ofreciendo cifras más precisas y menos variables. Los de muñeca suelen arrojar más errores, condicionados sobre todo por la posición del brazo y porque la medición se lleva a cabo en una arteria de menor calibre, más alejada del corazón. Respecto a los manuales o los digitales, hay poca diferencia, aunque por lo general los segundos suelen resultar más cómodos de usar para el paciente hipertenso.

 

Responde: Dr. Javier Cotelo Vila. Especialista en Medicina del Trabajo

 

Si quieres que el doctor responda a tus dudas, rellena el cuestionario que aparece en la página principal del Salus & Wellnes, en el apartado “PREGÚNTALE AL MÉDICO, y haznos llegar tus consultas.

 

(Los contenidos de esta sección son informativos, con el objetivo de dar respuesta a las dudas o términos médicos más frecuentes, y en ningún caso sustituyen a la consulta del médico de familia o el especialista) 

0 Compartir
WP Facebook Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram
Ir a la barra de herramientas