“¿Qué síntomas y complicaciones tiene el sarampión en adultos?”

LA CONSULTA: Tengo entendido que están aumentado mucho los casos de sarampión en los últimos tiempos, y me ha entrado la duda de si estoy vacunado o no (tengo ya una edad y mi madre, que está muy mayor, no se acuerda). Querría saber cómo puedo confirmar si estoy inmunizado frente a esta enfermedad y cuáles son sus principales síntomas y complicaciones en el caso de los adultos. Sergio C. G. (Palencia)

 

 

LA RESPUESTA: Es cierto que se están produciendo brotes y microepidemias de esta la enfermedad, viral e infecciosa, principalmente en países de ingresos bajos y con un alto grado de desnutrición infantil y carencias vitamínicas. También en España se están dando más casos, debido principalmente a los viajes frecuentes a estos países y, sobre todo, a la existencia de grupos de población de no vacunados.

Lo normal es que, como la mayoría de los adultos, usted desconozca el paradero de su cartilla de vacunación infantil, pero es fácil conocer, a través de un sencillo análisis de sangre, si tiene anticuerpos contra el virus responsable del sarampión (algo que suele determinarse en personas de riesgo, embarazadas y personal sanitario). De ser así, y si la analítica refleja que tiene una cantidad suficiente de anticuerpos, significaría que o bien ha sido vacunado con anterioridad o bien ya pasó usted la enfermedad.

Existe una vacuna eficaz y barata contra el sarampión desde hace más de 50 años. En el caso concreto de España,  se ha aplicado la vacuna contra el sarampión de forma aislada desde 1978 y a partir del año 82 junto con la rubeola y la parotiditis en la denominada vacuna triple vírica, que se pone a los niños a los 12 meses y una segunda dosis de recuerdo a los 4 años.

Respecto a los síntomas, la enfermedad se inicia (tanto en niños como en adultos) con fiebre alta, que aparece a los 10 a 12 días de haber estado en contacto con el virus, y se acompaña de moqueo, tos seca, ojos llorosos y enrojecidos. Pocos días después aparece una erupción característica que se inicia en la cara, el cuello y el tronco y que se va extendiendo hacia las extremidades, alcanzando las manos y los pies a los 3 días, manteniéndose durante unos 5 días y desapareciendo después.

En adultos mayores de 30 años, las complicaciones más graves, que en algunas ocasiones pueden llevar a un fatal desenlace, son: encefalitis (inflamación cerebral), que muchas veces deja secuelas; ceguera, diarrea importante con deshidratación, y neumonía. Los grupos de riesgo en este segmento de la población son las embarazadas, las personas inmunodeprimidas y, lógicamente, cualquier adulto no vacunado.

 

 

 

Responde: Dr. Javier Cotelo Vila. Especialista en Medicina del Trabajo

 

Si quieres que el doctor responda a tus dudas, rellena el cuestionario que aparece en la página principal del Salus & Wellnes, en el apartado “PREGÚNTALE AL MÉDICO, y haznos llegar tus consultas.

 

(Los contenidos de esta sección son informativos, con el objetivo de dar respuesta a las dudas o términos médicos más frecuentes, y en ningún caso sustituyen a la consulta del médico de familia o el especialista) 

0 Compartir
WP2Social Auto Publish Powered By : XYZScripts.com
A %d blogueros les gusta esto:
Visit Us On TwitterVisit Us On FacebookVisit Us On Instagram
Ir a la barra de herramientas